Deuce

2010

máquina entrenadora de tenis, 45 pelotas de tenis

La máquina se ubicó en el espacio de exposición de tal manera que las pelotas aventadas, rebotaban por las paredes del lugar y regresaban a la canastilla de la máquina en espera de volver a ser disparadas. La máquina que en su momento fue diseñada para proveer un servicio y ayudar a mejorar el juego de la persona que la utilizaba, es ahora emancipada de esta función. Ya no necesita de su contraparte humana para poder funcionar.

 

Textos relacionados

 proyectos